Una solución para las lomas de Medellín: Cyclocable.

Una solución para las lomas de Medellín: Cyclocable.

En la calle Brubakken de la ciudad de Trondheim, en Noruega, utilizan desde 1993 un ascensor especial para bicicletas que da un pequeño empujón sin tener que bajarse del sillín y ocupando el menos espacio posible. El modelo original fue sustituido en 2012 por una versión producida a escala industrial y mucho más segura de cuya fabricación se encarga la compañía francesa POMA.

El ascensor funciona siguiendo el mismo principio que el telesquí de una estación de invierno, aunque los cables, en este caso, se despliegan por debajo de la calzada. Basta con dar a un botón y una zapata (plataforma para apoyar el pie) comienza a deslizarse por un raíl en el suelo. El ciclista apoya el pie derecho sobre ella e inmediatamente estará rodando a 1,5 metros por segundo cuesta arriba. El dispositivo tiene cabida para 300 usuarios a la hora y puede salvar desniveles de hasta 18º de pendiente y medio kilómetro de distancia.

Realmente sería una solución en una ciudad como Medellín. ¿Tú qué opinas? ¿Lo ves factible?

El plan de ordenamiento territorial lo contempla

“En la propuesta del programa de ejecución del POT se tiene prevista la construcción de 10 kilómetros de este tipo de sistemas en alta pendiente. Lo que aún no se ha determinado son las zonas donde técnicamente se puede implementar”, explica Juan Camilo Restrepo, ingeniero civil, especialista en vías y contratista de la Subdirección Territorial y Estrategia de Ciudad del Departamento Administrativo de Planeación.

El POT, finalmente, prevé la construcción de 400 kilómetros para el 2030.