Hotel abandonado en el salto del Tequendama.

El lujoso Hotel del Salto abrió sus puertas en 1928 para hospedar a los viajeros ricos que visitaban la zona del Salto del Tequendama. Situado justo enfrente de la cascada y en el borde del acantilado, proporcionaba una vista impresionante a sus huéspedes durante décadas,sin embargo, el río Bogotá fue contaminándose y los turistas fueron perdiendo su interés en el área. El hotel finalmente cerró en los años 90 y fue dejado abandonado desde entonces. El hecho de que muchas personas en el pasado eligieran ese lugar para cometer suicidio, ha hecho que otros crean que el hotel está encantado.

Actualmente está en proceso de convertirse en museo.